Psicoterapia integradora

Mi enfoque terapéutico

La psicoterapia integradora es un enfoque terapéutico que combina y aprovecha lo mejor de diferentes escuelas y técnicas psicoterapéuticas para adaptarse de manera precisa a las necesidades únicas de cada individuo. Esta aproximación holística reconoce que no existe un enfoque único que funcione para todos, y en su lugar, integra elementos de diferentes teorías y métodos para crear un abordaje personalizado y efectivo.

Al combinar técnicas de diferentes orientaciones, como la terapia cognitivo-conductual, la terapia Gestalt, sistémica… entre otras, la psicoterapia integradora ofrece una variedad de herramientas para explorar y abordar los pensamientos, emociones y conductas que pueden estar contribuyendo a los desafíos de la persona.

Este enfoque flexible y adaptable permite al terapeuta trabajar de manera colaborativa con el cliente para identificar y abordar los aspectos subyacentes de sus dificultades, promoviendo el autoconocimiento, la autenticidad y el crecimiento personal. Al integrar diferentes perspectivas y técnicas, la psicoterapia integradora ofrece un espacio terapéutico enriquecedor y transformador donde se fomenta el cambio positivo y el bienestar emocional y mental.

Acompañar personas no se limita a aplicar teorías y describir diagnósticos; es crear juntos un espacio libre de juicios, basado en la confianza y el respeto hacia la historia, emociones y experiencias de cada individuo. Cada persona que inicia un proceso de terapia es un universo lleno de particularidades y leyes propias. Observar ese universo integrando diferentes enfoques aporta una riqueza de detalles que de otro modo sería difícil de alcanzar.

Psicoterapia Integradora

Preguntas frecuentes

No dudes en contactar conmigo si tienes otras consultas.

¿Cómo funciona la psicoterapia integradora?

La psicoterapia integradora a través de técnicas y métodos de diferentes orientaciones psicoterapéuticas ayuda al terapeuta a crear un proceso personalizado que permita utilizar tus propios recursos, y algunos nuevos que desarrolles, en tu proceso terapéutico.

Depende de cada profesional, su forma de trabajar, su enfoque y aquello con lo que complemente su formación de base. En mi caso, la base es un enfoque clínico y sanitario, que complementé, y sigo complementando con formación en trauma, terapias humanistas o procesos de autoconocimiento como el eneagrama.

La psicoterapia integradora es adecuada para cualquier persona que busque un enfoque terapéutico flexible y personalizado que aborde sus necesidades específicas de manera integral.

Los beneficios incluyen una mayor comprensión de los problemas emocionales y mentales, un enfoque personalizado que se adapta a las necesidades individuales y una mayor eficacia en el tratamiento.

La duración de una sesión puede variar según las necesidades del cliente, pero generalmente dura en torno a una hora.

La frecuencia de las sesiones es algo que decidiremos juntos en la primera sesión de acuerdo a tus necesidades y que irá variando conforme avance el proceso.

No, la psicoterapia integradora se adapta a las necesidades de cada persona, independientemente de si tienen un diagnóstico específico o no.

Si, hay muchas técnicas que integradas pueden favorecer el trabajo con niños o adolescentes. Personalmente trabajo solamente con adultos, ya que es preferible que sea un profesional especializado en esas etapas de la vida el que realice terapia con ese colectivo.

Lo que nutre mis sesiones

Mis principales corrientes…

«A mayor conocimiento, una perspectiva más amplia, lo que sin duda beneficia a la psicoterapia que realizo a mis pacientes.»

Psicoterapia Sistémico-Familiar

Enfoque Cognitivo-Conductual

Psicoterapia Humanista

Terapia Gestalt

Psicoterapia Constructivista

Psicoterapia Transpersonal

Psicología Afirmativa LGTBI+

Perspectiva de Género

Coaching y Liderazgo Personal

Eneagrama de la personalidad